CUIDADO CON EL CAMBIO POR PRECIO DE LAS EMPRESAS QUE PRESTAN SERVICIOS A LAS COMUNIDADES

Como consecuencia de la nueva crisis en la que estamos inmersos, muchas comunidades tratarán de reducir todos sus gastos.

 

Una forma equivocada de hacerlo será el sustituir las empresas que actualmente vienen prestando los servicios con eficiencia y normalidad por otras que simplemente ofrecen un precio más barato.

 

Como ya sabemos por la crisis económica anterior, muchas compañías comenzarán a ofrecer tarifas temerarias provocando que las comunidades rompan su relación con empresas que han estado trabajando para las comunidades durante años sin ningún problema.

 

 

Dentro de esta empresas también está la administración de la comunidad, y volverán a ser muchas las comunidades que romperán relaciones con sus actuales administradores para ponerse en manos de nuevas empresas que ofrecen precios muy bajos, sabiendo que luego el servicio que van a ofrecer será tan pobre que los honorarios percibidos serán muy superiores al servicio prestado.

 

Estas nuevas administraciones a veces ni siquiera dan la posibilidad de poder ser visitadas por los propietarios para tratar con sus problemas porque ni siquiera tienen una oficina accesible con un personal real que trabaje para los propietarios. Simplemente hacen todo desde internet sin ningún contacto real con los propietarios. Muchos de ellos ni siquiera están registrados en el Colegio de Administradores de Málaga, sin garantía alguna, careciendo del seguro de responsabilidad civil del Colegio y sin estar sujetos a medidas disciplinaria o de control que puedan evitar conductas o comportamientos negligentes en su actuación.

 

Esta misma situación se da en los restantes servicios requeridos por la comunidad, tales como jardinería, mantenimiento de piscinas, etc, donde muchas nuevas empresas ofrecerán sus servicios a las comunidades por un precio temerario con el único objetivo de contratar unos honorarios con la comunidad que a buen seguro que resultarán muy superiores al servicio finalmente recibido.

 

La experiencia que todos aprendimos con la última crisis fue que estos cambios de empresas por la única razón de que el precio ofrecido era más barato sólo acaba generando problemas y la consiguiente disminución del estándar de calidad y buen funcionamiento de la comunidad.

 

Ahora tenemos la oportunidad de aprender del pasado y evitar incurrir en el mismo error que cometimos en la crisis anterior.

 

Si los servicios prestados por las empresas que actualmente trabajan para la comunidad prestan un buen servicio a un precio razonable, no sería aconsejable proceder a su cambio por otra que no nos garantiza que pese a parecer más barata, resulte finalmente mucho más cara.

Deja una respuesta