QUIENES DEBEN PAGAR POR LA SUPRESIÓN DE LAS BARRERAS ARQUITECTÓNICAS EN LAS COMUNIDADES

Existe una gran confusión acerca de la forma en la que las comunidades pueden aprobar las obras para la eliminación de barreras arquitectónicas y quién estaría obligado a pagar por estas obras.

 

Es bien sabido que nuestra población está envejeciendo y que cada vez es más frecuente la necesidad de acometer obras que faciliten el acceso a las viviendas, por lo que este asunto es de plena actualidad en nuestras comunidades de propietarios.

 

 

De acuerdo con la Ley de Propiedad Horizontal, las obras podrán ser requeridas por propietarios que habiten el inmueble o personas que convivan con él y tengan más 70 años o tengan una discapacidad reconocida en un nivel superior al 33%.

 

Si una de estas personas requiriese la realización de estas obras de supresión de las barreras arquitectónicas, la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) regula cómo se ha de tomar el acuerdo.

 

Para explicar la situación de una manera simple, distinguiremos tres casos:

 

  1. A) Si el costo de las obras significa un pago para cada propietario equivalente a sus cuotas ordinarias anuales, estas obras se considerarán obligatorias y podrán contratarse por mayoría simple de propietarios y coeficientes presentes o representados en la junta. Estas obras serán abogadas por todos los propietarios de la comunidad sin importar sin importar si votaron a favor o en contra del acuerdo. (Art. 11.3 L.P.H.)

 

«11.3.- Siempre que se adopten algunos acuerdos para eliminar las barreras arquitectónicas, toda la comunidad estará obligada a pagar incluso cuando el costo de la cuota de obras exceda el monto de tres pagos mensuales ordinarios de gastos comunes».

 

  1. B) Si el coste que las obras supone para cada propietario excede del importe de las cuotas ordinarias de una año completo, la realización de estas obras no será obligatoria para la comunidad y tendrá que ser aprobada por más del 50% de todos los propietarios y el 50% de los coeficientes completos de la comunidad. El voto de los ausentes a la junta se considerará como voto a favor si en el plazo de 30 días desde que se le notifique el acuerdo no manifiestan su disconformidad. Si el acuerdo obtiene esta mayoría cualificada del 50% del total, todos los propietarios de la comunidad deberán pagar el coste de las obras, sin importar si votaron a favor o en contra. (Art. 17.1 L.P.H.)

 

 

C) Si el coste de las obras que a cada propietario le supone supera el importe de una anualidad de cuotas ordinarias, y el acuerdo no es aprobado por más del 50% de todos los propietarios y más del 50% de los coeficientes completos de la comunidad, entonces el coste de las obras será abonado, en cuanto al exceso, por las personas interesadas en que estas obras se realicen, sin que resulten obligados al pago todos los propietarios de la comunidad.

Deja una respuesta